La inteligencia de negocio se transforma al calor del big data

inteligencia

El nuevo panorama en el que big data se erige como la tendencia rey en el ámbito empresarial exige una nueva forma de actuar. Al menos, así lo considera Gartner, que detalla en su último informe sobre BI y analítica cuáles son las tres principales tendencias que impactarán en este segmento de mercado.

Entre las ideas que subyacen en el informe de Gartner destaca sobre todo la apremiante necesidad de escalar que tienen las áreas de business intelligence (BI) y analítica si quieren poder soportar el incremento de las fuentes de datos.

En concreto, la firma subraya tres tendencias para este mercado de cara a un futuro próximo:

Omnipresente Hadoop

Para el año 2015, indica Gartner, el 65% de las aplicaciones analíticas empaquetadas con análisis avanzados se comercializarán con Hadoop embebido. Una tendencia que, además, se potenciará con el aumento de las ofertas de aplicaciones empaquetadas basadas en el modelo cloud.

El lenguaje natural, un ‘must’ para el mundo del BI

Otra de las tendencias que resalta la firma de análisis es que el 70% de las empresas de BI habrán incorporado, en torno al año 2016, funcionalidades de lenguaje natural en su oferta de soluciones.

De momento, eso sí, este proceso va lento. No obstante, indica Gartner, el auge de la movilidad y la apuesta de muchos proveedores de BI por llevar a los dispositivos móviles sus soluciones de analítica acelerarán inevitablemente este proceso hasta el punto de que dentro de unos años aparecerán aplicaciones que incorporen asistentes analíticos personales, que comprendan el contexto del usuario y que incluso puedan mantener (potencialmente) una conversación con estos.

Los datos estructurados y no estructurados, unidos al fin para su análisis

Finalmente, la consultora vaticina que para 2015 más del 30% de los proyectos de analítica incluirán el estudio de datos estructurados y no estructurados.

Éste es un aspecto novedoso ya que, hasta la fecha, la mayoría de los proyectos de analítica de negocio se han centrado en analizar, mediante diversas herramientas, tecnologías y aproximaciones, los datos estructurados. Obviamente este modus operandi debe cambiar con el auge de los datos no estructurados (provenientes de formatos multimedia, redes sociales, etc.) que cada vez son más abundantes y estratégicos en la estrategia empresarial.

 

 

Etiquetas , , ,
Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.

Contenidos Relacionados

Top