Obtener valor (y dinero) de los datos, eso es big data

numeros

Datos, datos y más datos. Todas las empresas generan, trabajan y gestionan con multitud de datos. La clave está en cómo obtener la mejor información, el mejor valor y, por tanto, la mayor rentabilidad posible a esos datos. Y es ahí donde entra en juego el llamado big data.

Las empresas deben ser capaces de controlar y gestionar todos los datos, tanto propios como de terceros, tanto de su empresa como de sus clientes, para obtener de ellos el máximo valor posible y, por tanto, la mejor manera de rentabilizar toda esta información y hacer dinero con ella. Las tecnologías y procesos que realizan esta labor es lo que se conoce como big data (o macrodatos, como propone Fundeu). Una tendencia que, si cabe, es aún más acuciante teniendo en cuenta la explosión de generación de datos que vive el mundo, gracias a las redes sociales, a las aplicaciones, a la proliferación de dispositivos móviles y a todo aquello que conforma el “Internet de las cosas”.

Aunque se lleve tiempo hablando de big data, ¿saben las empresas españolas qué es?

España, como el resto de países

La consultora IDC llevaba a cabo un estudio el año pasado para conocer la realidad del big data en nuestro país. La buena noticia es que las empresas españolas muestran un grado de conocimiento sobre el tema muy similar al del resto de países.

Así, un 19,3% de las empresas españolas dicen estar familiarizadas con este concepto, incluso siendo capaces de identificar y nombrar a algunos proveedores de este tipo de tecnologías. Pero cuando se ahonda un poco más, sólo el 5,2% de las empresas conocen bien el concepto de big data.

En cualquier caso, y tal y como explica a TICbeat.com José Curto, senior research analyst de IDC España, “se constata que hay mucho interés y una creciente adopción del big data en nuestro país”, existiendo, de hecho, algunos pilotos sobre la materia, especialmente en sectores como el energético y la distribución de gas y petróleo, quienes han visto en estos procesos una nueva manera de darles valor a sus necesidades de monitorización, por ejemplo, de estaciones de servicio. Así, según datos de IDC, el 5,9% de las empresas de distribución energética ya tienen instalaciones de big data en España, al igual que el 5,4% de las del sector finanzas y el 4,9% del mercado de infraestructuras, siendo estos tres verticales donde mayor implantación del big data hay actualmente en nuestro país.

Arantxa Herranz, periodista especializada en el ámbito de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), es una apasionada por Internet, las redes sociales y sus posibilidades. Con más de quince años de experiencia en este sector, Herranz ha sido en los últimos seis años redactora jefe de PC World en España.

Retos

Aunque hay tecnologías del big data que puedan estar ya muy maduras, como las bases de datos, José Curto cree que el reto del futuro no está en la madurez de las tecnologías, sino “en los casos de uso en cada empresa, en encontrar las preguntas adecuadas para obtener los datos de valor en cada caso”.

Por eso, quizá no sea extraño que para el 33% de las empresas españolas el principal desafío sea encontrar al “científico” del dato que, como el de Barack Obama, les permita maximizar toda su información.

 

Etiquetas ,

Arantxa Herranz, periodista especializada en el ámbito de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), es una apasionada por Internet, las redes sociales y sus posibilidades. Con más de quince años de experiencia en este sector, Herranz ha sido en los últimos seis años redactora jefe de PC World en España.

Contenidos Relacionados

Top