Una startup española lleva la tecnología de big data al sector agrario

campo

No es ningún secreto a estas alturas que las tecnologías de la información son cruciales para mejorar la competitividad y productividad y ayudar a la toma de decisiones. Sectores como el financiero o el marketing lo tienen muy claro desde hace años. No obstante, hay otros ámbitos donde aún queda un camino por recorrer en lo que respecta a la adopción de tecnologías de última generación en este sentido. Uno de ellos es el sector agrario. Un segmento cuyos procesos son muy mejorables si se aplicaran las TIC.

Precisamente con el fin de ayudar a los agricultores a tomar mejores decisiones con tecnologías que ya se aplican en otros negocios nace Bynse. Ésta es, según sus creadores, la startup madrileña Cubenube, “la primera solución big data del mundo para agricultura”. La aplicación se presentará en sociedad en Zaragoza a mediados de febrero, en la Feria Agroalimentaria Tecnovid/Oleotec, la más importante del sector a escala nacional.

¿Cómo funciona Bynse?

Bynse permite notificar a través de la red social Twitter, mediante un mensaje de texto o un correo electrónico las necesidades actuales y futuras de los cultivos gracias a un sistema de sensorización de microclimas y a una plataforma en la nube donde el gestor agrícola es capaz de tener todo su cultivo bajo control.

La solución cuenta con diversas configuraciones en función de las necesidades de cada agricultor o producción. Una de ellas, por ejemplo, destinada a la mejora de la gestión del riego, permite ahorros del 40% en agua. También hay otra configuración dirigida a prevenir enfermedades y plagas en los cultivos, que, según los creadores de la plataforma ahorran hasta un 30% en fitosanitarios.

Según explica a TICbeat Gonzalo Martín, el CEO de Cubenube, empresa creadora de Bynse, “en Estados Unidos existe una solución con big data enfocada en la predicción climática para las pólizas de seguros agrarios, algo imposible de realizar en Europa debido a las diferencias de legislación. En todo el mundo, desde Israel, a Estados Unidos, Francia, Italia y España están surgiendo soluciones de monitorización del estado del cultivo (con redes de sensores), herramientas con análisis de imágenes (GIS) para estudiar el estado del cultivo y herramientas de ayuda en la toma de decisiones”. No obstante, puntualiza, “el valor añadido que tiene Bynse es que además de ser cloud (cosa rara en el resto), usa big data para correlacionar lo que el resto de soluciones ofertan por separado, y aprende y modifica las predicciones cuantos más datos posee”.

Cubenube, la madre de Bynse

Detrás de Bynse está Cubenube, una startup fundada por Gonzalo Martín y Alberto Oikawa. Martín explica que la compañía surgió de la visión sobre el futuro de la tecnología y en particular de los datos que ambos tenían.

Éstos, afirma, habían trabajado en el sector público gestionando grandes volúmenes de datos y tenían experiencias en el extranjero. “Alberto es medio japonés y yo viví y trabajé en China, y somos un poco ‘freakis’. Ese backup hacía que compartiéramos una visión sobre la importancia de los datos que definen los procesos y que se correlacionan de maneras inimaginables (cómo afecta el clima a las operaciones de una empresa, los procesos y eventos de los proveedores o los clientes, etc.)”.

Así, fundaron Cubenube en 2011 y comenzaron la actividad en septiembre de ese año. “Empezamos con inversión de nuestro bolsillo y de familiares –explica–. Además, contamos con la adjudicación de dos proyectos de I+D que nos permitieron contar con los fondos para formar el equipo de ‘cubenistas’ que había de desarrollar la tecnología sobre lo que se fundamente todo: una plataforma que permita introducir cualquier tipo de dato, de cualquier fuente y computarlo de manera transparente con tecnologías big data, para que el usuario pueda ejecutar cálculos y procesamientos sobre sus datos y los de otros usuarios, usando la potencia del cloud y el big data”.

Después de más de un año y medio de trabajo, la beta de la plataforma está terminada y, asevera el CEO, “el primer uso comercial ha sido verticalizarla para un sector del que teníamos algo de conocimiento y muy necesitado de nuevas tecnologías: la agricultura”.

Martín explica que están ya introduciendo la plataforma en bodegas (vid), almazaras (olivo) y empiezan a ampliarla a otros cultivos, principalmente de regadío (maíz, cebada, girasol, fresa, cítricos, etc.). “Esperamos tener en 2013 unas 100 explotaciones con Bynse y en este mismo año las primeras explotaciones en Latinoamérica”.

Alcance internacional

Martín afirma haber recibido interés por la plataforma desde fuera de España, principalmente de Latinoamérica. Además, su idea es introducir la solución también en las bodegas y almazaras más tecnificadas de Francia, Italia, Rusia, Sudáfrica y Estados Unidos. “Incluso para otro tipo de cultivos nos han contactado de varios países africanos”, añade.

Martín asegura que los clientes que ya lo usan y las empresas e instituciones (tanto de investigación como públicas) del sector a las que se lo han presentado lo han acogido “con entusiasmo, y ratificando que el futuro va en línea con la solución Bynse”.

El CEO reconoce, no obstante, que “evidentemente no es una solución que valga para todo el sector, no está enfocada para el agricultor que tenemos en mente como un autoempleado, sino que está orientada a explotaciones tecnificadas y con personal con conocimientos agronómicos, capaces de tomar decisiones (y más que la capacidad es la voluntad) en función de los datos y los indicadores”.

La agricultura evoluciona de mano de las TI

Lo que está claro es que la agricultura y las TI están destinadas a evolucionar también juntas. “La agricultura de precisión y la toma de decisiones en función de datos y predicciones mejorará la producción, convertirá las explotaciones en más cuidadosas con el medio ambiente y sobre todo llevará a la gestión agroalimentaria a los niveles de gestión similares a los de otras industrias (financiera, tecnológica, etc.)”, vaticina Martín.

Foto cc @Frayle

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.

Contenidos Relacionados

Top