La Unión Europea abraza el ‘Big Data’

bigdata
A cada minuto se genera en el mundo datos por el equivalente a 360.000 DVD. Como consecuencia de ello, el sector de datos crece un 40% al año, siete veces más rápido que el mercado global de la información y de las comunicaciones: aumentará 16.900 millones de dólares USA en el 2015 y los datos crearán cientos de miles de nuevos puestos de trabajo en Europa. Por todo ello, la apuesta por el Big Data por parte del sector público es un fenómeno en aumento... hasta tal punto que la Comisión Europea ha pedido esta semana a los gobiernos nacionales que "abran los ojos ante la revolución del Big Data". Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión y responsable de la Agencia Digital Europea, declaró al respecto que "ya es hora de que nos centremos en los aspectos positivos de los macrodatos. Estos suenan negativos y alarmantes, pero la mayoría de las veces no lo son. Los líderes necesitan aprovecharlos". Esta toma de posicionamiento de la Comisión se concreta en una comunicación al Parlamento titulada "Hacia una economía de los datos próspera" (PDF), donde también se establece la definición que las instituciones europeas manejan de Big Data: una gran cantidad de diferentes tipos de datos producidos a alta velocidad a partir de un gran número de diversos tipos de fuentes. "Para manejar los conjuntos de datos muy variables y en tiempo real de hoy en día, se necesitan nuevas herramientas y métodos, como software, algoritmos y procesadores de gran potencia", señala el documento.

Cómo sacar partido al 'Big data'

Pero... ¿a qué se refieren las instituciones europeas cuando hablan de "aprovechar el Big Data"? Pues según las consultas públicas realizadas al respecto, a solucionar los siguientes problemas:
  • La falta de coordinación transfronteriza.
  • La insuficiencia de infraestructuras y las pocas posibilidades de financiación.
  • La escasez de expertos en datos y de competencias afines.
  • Un marco jurídico fragmentado y demasiado complejo.
Y para solucionarlos, se han puesto encima de la mesa propuestas concretas:
  • Crear una asociación público-privada de macrodatos que financie ideas «revolucionarias» de macrodatos en áreas como la medicina personalizada y la logística alimentaria.
  • Crear una incubadora de datos abiertos (dentro del Programa Marco Horizonte 2020) para ayudar a las pymes a establecer cadenas de suministro basadas en datos y a utilizar más la computación en la nube.
  • Proponer nuevas reglas en lo referente a la "propiedad de los datos" y a la responsabilidad del suministro de datos para los datos recogidos a través de la Internet de las Cosas (comunicación máquina a máquina).
  • Realizar la cartografía de normas sobre datos, identificando las posibles lagunas.
  • Establecer una serie de centros de supercomputación de excelencia para incrementar el número de trabajadores cualificados en el ámbito de los datos en Europa.
  • Crear una red de instalaciones de procesamiento de datos en los diferentes Estados miembros.
Otras iniciativas, como la 'Gran Coalición para el Empleo Digital' y el proyecto 'Apertura de la Educación' ya están en marcha, pero recibirán igualmente un impulso por parte de la Comisión. Además, la Comisión trabajará con el Parlamento y el Consejo europeos para finalizar de manera satisfactoria la reforma de las normas de protección de datos de la UE y la adopción final de la Directiva sobre seguridad de las redes. Imagen | NASA

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.

Contenidos Relacionados

Top